Cocodrilos, palmas y círculos

Per Sònia Jiménez
26 Agost, 2019

En el 31 a.c., Nîmes, en el sur de  Francia, se anexionó al Imperio Romano después que la ciudad dió su apoyo, con tropas, a César Augusto para la conquista de Egipto de Cleopatra y Marco Antonio.

Para commemorar su victoria se creó la moneda en que un cocodrilo (símbolo de Egipto) está atado a una palmera (símbolo de victoria).

Los soldados romanos de Nîmes volvieron con las monedas y con el tiempo se convirtieron en el símbolo de la ciudad.

Augusto agradeció a Nimes su apoyo con la construcción de los Jardines de La Fontaine, la Maison Carrée y el anfiteatro de Nemausa.

Actualmente enfrente de los Jardines de La Fontaine encontramos el Hotel Imperator.

Ha sido totalmente renovado y rediseñado por Naço Architectures o Marcelo Joulià, ganador de numerosos premios de arquitectura y diseño interior de hoteles, tanto en Francia como en Argentina.

Paseando enfrente de los jardines de La Fontaine encuentro unas pilonas con el sobre gravado con el cocodrilo y la palma.

He sido invitada aquí, en el Hotel Imperator, que con su reforma y rediseño de interior se ha convertido en un símbolo de modernidad y buen gusto para la ciudad.

Estoy enfrente de la fachada principal o de acceso, donde encuentro una maravillosa marquesina formada por seis grandes círculos, de distintos tamaños, formados por perfiles de hierro lacado negro y sobres transparentes de cristal de distintos colores.

Entro y lo primero que puedo percibir es la gran coherencia de estilo, de las formas, de las texturas y la iluminación, en el hall, en el bar o zona de cócteles, en el restaurante y por último en el jardin exterior.

El leitmotiv principal son los círculos, las formas redondeadas y sinuosas, que me recuerdan al  Art Decó.

En el hall y en el bar, los círculos de la marquesina se han transformado en grandes lámparas protagonistas del espacio donde se encuentran,

colgadas de los imponentes techos originales de cornisas y relieves de yeso.

Al mismo tiempo el diseño de los cerramientos interiores tienen un gran interés. Son también de hierro lacado negro con grandes cristaleras y gran altura y con grandes cículos, repitiéndose así otra vez el hilo conductor que une todos los elementos y estancias.

El mobiliario muy bién escogido, de terciopelo y fibras naturales con formas muy sinuosas y delicadas.

La barra de bar muy Art Decó, de cerámica brillante y texturas importantes que se van repitiendo en toda su longuitud.

Detrás grandes círculos que conforman los botelleros y otra vez la gran lámpara de hierro y cristal transparente de colores.

El relato está ya completo, coherente, sugestivo, chic atrevido en su justa medida.

Dado que el Emperador César Augusto utilizó un medio círculo en el diseño de los Jardines de la Fontaine, creo que le hubiera gustado mucho el diseño interior del hotel Imperator. 

Solo falta el cocodrilo …  

Etiquetes: , , ,

ÚLTIMS POST