VISTIENDO LA MESA

Per Sònia Jiménez
12 Febrer, 2020

Hace poco visité La Bisbal d´Empordá.

Conocida por su cerámica -la primera mención de un alfarero fue en 1511-.

Lo que hicieron los alfareros debió ser espectacular porque, desde el siglo XVIII en adelante, la cerámica de La Bisbal fue mundialmente famosa y se exportó a todo el mundo, particularmente a América Latina.

La Bisbal introdujo la especialización: “pisaires” y “botxaires” que hicieron el modelado, y los “fogaters” que hicieron la cocción.

En el siglo XIX fue pionera en la técnica decorativa de recorte.

Sin embargo, a finales del  siglo XX,  se vió fuertemente inmersa en una crisis. Nuevos materiales como el plástico y el acero inoxidable se hicieron populares y la ciudad entró en decadencia.

La cerámica ahora es principalmente para materiales de construcción: azulejos, etc..

Y uno podría imaginar que el arte de la hermosa cerámica hecha a mano ha sido olvidada.

Mi visita al museo de cerámica de La Bisbal me aseguró que nada podría estar más lejos de la realidad.

La rica arcilla local roja, que abastece a la industria, todavía algunos alfareros la trabajan con amor y pasión.

Es una iniciativa inspiradora, veinte artistas de cerámica se han unido a veinte chefs de todo el Empordá para crear vajillas únicas para sus restaurantes.

Las vajillas resultantes se colocan en veinte mesas bellamente vestidas cerca de la entrada del museo de terracota de La Bisbal.

Algunas piezas se mantienen sobrias en su esmalte brillante, jarras, cuencos, platos, perfectamente adaptados a la naturaleza del restaurante al que están destinados.

Algunas juegan con el concepto del restaurante: jarras con colas de ballena, platos que toman la forma de olas, símbolos del mar como estrellas de mar, pulpos y camarones pintados en la vajilla.

¿Mi favorita?

El servicio de mesa que aparece en la foto, creada por Ceràmiques Aparicio de Vulpellac, para La Plaça de Madremanya. Elegante, novedosa, sobria y original.

Pero lo mejor de todo esto es que atraerá a los gourmets a visitar los restaurantes destacados de todo el Empordá.

Restaurantes en Palamós, Pals, L´Escala, Llafranc, Platja d´Aro, Begur, S´Agaro, Regencós, Torrent, Corçá y Llagostera.

Arte y funcionalidad es el objetivo final de esta iniciativa y también del diseño de interiores.

Y un despertar para los sentidos.

Bon Appetite!


SI NECESITAS AYUDA EN TU COMERCIO O VIVIENDA, NO DUDES EN CONTACTAR CONMIGO

correo: sonia@ambientainteriors.com

ÚLTIMS POST